10 consejos para entrenar cuando llueve

Posted by

Entrenar, salir a trotar o salir a correr es, sin dudas, una de las grandes decisiones que podemos tomar, tanto sea para tener una afición o un pasatiempo como para cuidar de nuestra salud.

No obstante, muchas veces, cuando está lloviendo, las personas decidimos no salir a entrenar debido al agua. Pero, ahora, teniendo esto en cuenta, verás que la lluvia no tiene por qué ser un problema.

10 consejos para entrenar cuando llueve

1-. Llevar un sombrero con visera.


También conocidos como gorros, los sombreros con visera permitirán que el agua de la lluvia no se te meta en los ojos, permitiéndote ver hacia dónde te diriges.

2-. Llevar la vestimenta adecuada.

Las prendas de algodón podrían absorber el agua, haciendo que el entrenamiento se vuelva insoportable, así que es mejor evitarlas. Lo recomendable es siempre llevar prendas deportivas sintéticas.

3-. Mantener los pies secos.

Los pies húmedos o fríos, además de ser incómodos, podrían enfermarte. Lo ideal es no llevar calcetines de algodón pues absorben el agua fácilmente.

4-. Tener calzado de repuesto.

De nada servirá cambiar tus calcetines si después vuelves a ponerte encima de ellos las mismas zapatillas llenas de agua.

5-. Ponerse ropa que sea visible.

Muchas veces, al correr durante la lluvia, las nubes estarán por todo el cielo haciendo que la visibilidad no sea la adecuada.

6-. Proteger a las cosas del agua.

En los tiempos que corren, casi nadie sale a correr sin celulares o aparatos reproductores de música.

7-. No entrenar durante la tormenta eléctrica.

Puedes salir a entrenar si solamente llueve, pero en el caso de que haya tormenta eléctrica estarías poniendo a tu vida en peligro.

8-. Reducir la velocidad e ir con cuidado.

El esfuerzo que hace tu cuerpo al correr contra la lluvia y el viento más lentamente, es similar al que harías corriendo más rápido en condiciones normales.

9-. Llevar una toalla.

Teniendo en cuenta que probablemente terminarás llena o lleno de agua, llevar una toalla puede ser una excelente decisión.

10-. Evaluar el recorrido.

Si generalmente corres por caminos que están hechos de tierra o bases poco sólidas, puede ser que prefieras cambiarlo.